Ir al contenido principal

El Jesús Histórico de Hegel


Sin duda alguna, es innegable que el pensamiento Hegeliano se ha insertado en la historia. La dialéctica de su ideología en el terreno de la filosofía es un camino por el que pocos queremos transitar.   La madurez y el peso de sus obras le han hecho un autor difícil de entender. Sin embargo, durante la época de su juventud, Hegel escribió obras de tipo teológico, una de ellas es su particular visión de la Historia de Jesús. Está obra, fue escrita todavía por un Hegel inmaduro, es decir, en ella se puede apreciar la influencia kantiana que la hace racional en todo sentido. La historia de Hegel pretende ser, una armonización de los Evangelios, pero la fuente principal de la cual se nutre es el Evangelio de Lucas.

            La fidelidad kantiana de esta Historia de Jesús es innegable. Hay en ella un contenido religioso racional, la religión histórica pasa al plano moral, y la adoración a Dios pasa a ser “moralidad histórica.”

            Jesús, el Dios-Hombre, en el pensamiento de Hegel es tan sólo un “educador popular”, un maestro de la moral, un predicador religioso quien reduce la revelación del Dios vivo a un discurso ético. Podríamos decir también que este Jesús es una mera abstracción racional. La vida de Jesús ya no es más un acontecimiento histórico, visto dentro del tiempo y el espacio; la predicación o el mensaje de Jesús se ha convertido en el “evangelio eterno”, característica clara de la universalidad de la Ilustración.

            El contenido narrativo de los Evangelios, es decir, la poesía con que son narrados los aspectos de la vida y obra de Jesús, son reducidos por el rigorismo kantiano. El destino de Jesús ya no es escatológico, es formativo. Su tarea, al enseñar el reino de Dios, es parte de la educación del pueblo judío, para emprender tal reforma educativa, Jesús se vale de la ley moral. Así en el esquema de Hegel, Jesús es un hombre culto y un maestro de moral.

            Con respecto a la muerte de Jesús, el contenido teológico se desvanece y pierde el carácter de redentivo. La muerte de Jesús para Hegel, es la consecuencia lógica de su labor educativa. El contexto de la muerte de Jesús se da en el marco de la lucha ideológica contra las autoridades judías, puesto que estas, quieren mantener su estatus, y para lograr tal objetivo requieren que el pueblo prosiga en su ignorancia. Está lucha es el detonante del sacrificio de Jesús.

            La resurrección de Jesús, es una página en blanco en la historia de Hegel. Para el ilustrado Hegel, la resurrección le parece igual de irracional que los milagros realizados por Jesús. Hay en Hegel una despreocupación total por la fidelidad histórica, tan evidente es está despreocupación que pone en labios de Jesús referencias a los seguidores de Zeus o Brahma.

            En conclusión, la Historia de Jesús escrita por Hegel, endosa presupuestos tales como el espiritualismo, el racionalismo y el universalismo. Para Hegel, la razón le ha sido conferida al hombre como un destello de la divinidad, haciéndole partícipe de la misma. La relación entre la “voluntad perfecta de Dios” y la “eterna ley moral” en Hegel, queda establecida por un pacto racional entre dos seres. En este punto es innegable la alta dosis de filosofía kantiana. Para Hegel, la razón es vital, la consecuencia lógica de este postulado de racionalidad es la afirmación del “universalismo” de la razón y del “humanismo” del hombre.


            La implicación práctica del Jesús Histórico de Hegel conlleva a una religión de servicio. La visión humanista del Jesús Hegeliano enseña el “servicio a la humanidad.” Además promueve la hermandad entre los hombres, sin importar, raza, credo o cultura.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma

A pesar de que el lanzamiento del libro de Agustín Laje y Nicolás Márquez, el Libro Negro de la Nueva Izquierda hiciera su aparición hace poco más de dos años, no había tenido oportunidad de hacer una crítica. Debo admitir, que mi filiación política, me prejuiciaba en ciertos aspectos. Como Marxista, Liberal y Cristiano, estoy acostumbrado a las críticas más severas por parte de los sectores conservadores, y las acepto hasta cierto punto cuando éstas tienen fundamento académico. Pero en el caso del libro de Laje y Márquez, por los antecedentes que ya tenía de ellos, me era difícil pensar que pudieran escribir una crítica con rigor académico.
Sin embargo, y un tanto por casualidad, el video de un youtuber llamó mi atención cuando ví que hacía referencia al libro de Laje-Márquez. De hecho, son dos los vídeos que presenta el canal de Monitor Fantasma, un sitio que se dedica al análisis político y filosófico. No haré un resumen de los vídeos, mi intención será dejar que el lector juzgue …