Ir al contenido principal

La Imaginación Profética de Walter Brueggemann

¿Qué es la Biblia y Cómo Debemos Leerla?

Para el respetado teólogo Walter Brueggemann, la importancia del género en la Escritura es la clave vital para encontrar el sentido que la Biblia debe dictar en nuestras vidas.


A juicio de Brueggeman en la Escritura:


  1. Ni el fundamentalismo, ni el racionalismo son posturas para la interpretación de la Biblia. Leer la Escritura requiere navegar entre dos extremos: el impulso literalista del fundamentalismo y el impulso histórico del racionalismo. Unos tratan todo de modo literal, como hecho histórico, imponiendo expectativas "modernas" y "precisas" sobre los textos antiguos. Los otros niegan cualquier conexión entre el texto y la realidad. Ambas posiciones reflejan un acercamiento reduccionista de la Biblia. Ambas fallan en considerar la importancia del género cuando leen la Escritura. Los escritores bíblicos no eran meros reporteros o escribas tomando dictado de lo que Dios habló desde lo alto. Ellos fueron poetas y artistas, elaborando hábilmente una historia. No estaban dando un reporte escueto sobre quien hizo qué, dónde y cuándo, de hecho estaban creando una nueva manera de apreciar la realidad de Dios.
  2. Debemos descubrir el arte en la Biblia de manera que podamos leerla con nuestra imaginación. Arte no es una palabra que encontraremos en comentarios o en Biblias de estudio. No es una palabra que se escuche en seminarios. El texto fue preparado para ser leído, analizado y sistematizado dentro de proposiciones teológicas concretas. Reconocer el arte en la Escritura es esencial para el entendimiento y el impulso de la justicia. La "imaginación profética", una frase que ha sido acuñada por Brueggemann, es el entorno creativo (o tal vez el resumen) de una nueva realidad, más justa - incluso antes de existir - cuando la existencia parecía imposible.
Si leemos todo literalmente - aplanando la Biblia, como dice Brueggemann...
O si leemos con escepticismo...
Si reducimos todo a hechos históricos...
O si tomamos a los profetas como santos contando historias, divorciados de su mensaje en su contexto original, podemos buscar señales del 'cumplimiento profético' en nuestros días...
...entonces todo lo que estamos haciendo es leer la Biblia en nuestros términos, más allá del suyo propio. 

Al leer la Biblia de este modo, estaremos haciendo lo que los poderosos en la antiguedad no pudieron hacer: silenciar a los profetas y poetas de l Biblia.

Fuente: Ben Irwin

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…