Ir al contenido principal

Una cita de Nikolai Berdiaev

Nikolai Berdiaev fue un filosofo ruso de tendencia existencialista. Sus premisas básicas defienden toda idea que realce la libertad del individuo que tiene su piedra angular en la capacidad inherente del sujeto de crear en el mundo.

Su Cristianismo era muy personal, con una idea de Dios bastante original. Berdiaev asume pensamientos como el de Kierkegaard, Karl Jasper, Nietzche,etc. Además se empapo del espíritu de los grandes escritores rusos como Leon Tolstoi y Fiodor Dovstoiesky.

“Pasa lo mismo con la historia del Cristianismo. No puede ser juzgado por hechos  externos, por las pasiones o los pecados humanos que desdibujan su imagen. Debemos recordar lo que los cristianos han tenido que  enfrentar  durante  el curso de las edades, y  las luchas  que han sostenido  para sacar lo mejor del ‘hombre viejo' - de su paganismo ancestral, de su barbarie secular, de sus instintos más grotescos; El cristianismo ha tenido que labrar  su camino a través de la sólida resistencia al  espíritu de Cristo,  ha tenido que levantar  una religión de amor para aquellos cuyos apetitos eran pura  violencia y crueldad. El cristianismo está aquí para sanar a los enfermos, no en su totalidad;  llamar a los pecadores, no a los justos;  la humanidad no se convirtió al cristianismo, está enferma y es pecadora. No es asunto de la Iglesia de Cristo  organizar la parte externa de la vida, para vencer el mal por la fuerza material; ella busca un renacimiento interior y espiritual de la acción recíproca de la libertad humana y la gracia divina. Es una cualidad esencial del cristianismo que no puede deshacerse de la voluntad propia - el mal en la naturaleza humana - ya que reconoce y respeta la libertad del hombre.”

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

La Doctrina de la Elección de Barth - Una Orientación

Richard Keith


Comenzamos una serie de once (¿once?) artículos sobre la doctrina de la gracia de Barth con esta breve  introducción. Barth articula su perspectiva en el capítulo 7 de su Dogmática Eclesial a la cual a (que se encuentra en la segunda parte del segundo volumen) titulado "La elección de Dios". Pero antes deben hacerse algunas observaciones introductorias:

La palabra "elección" en el título de este capítulo convoca al fantasma de la doctrina de la predestinación, que para algunas personas es motivo de espanto. Pero es lo más justo. Ya que Barth no tiene miedo de usar la palabra predestinación y habla de ella libremente. Pero si los lectores están familiarizados con la doctrina conservadora reformada de la predestinación, encontrarán que el trato de Barth es casi irreconocible. Para Barth "elección" significa la elección de Dios. Dios elige ser el Dios de la humanidad y la humanidad será su pueblo. El Padre …

La Historia de la Crucifixión (Contada por los Privilegiados y los Poderosos)

Stephen Mattson
Un hombre fue arrestado por las autoridades, enviado a juicio y condenado a muerte -su nombre era Jesús. Muchos dicen que es un hombre inocente, pero los hechos hablan por sí mismos:

Jesús era un matón, un vagabundo sin hogar propenso al abuso de sustancias ilícitas (tenía un arresto  previo por traficar con alcohol). Jesús causaba disturbios a donde quiera que iba. Él era un pandillero  con una larga historia de crimen, pero eso no es sorprendente teniendo en cuenta su educación.
Jesús era intrínsecamente violento y un peligro para la sociedad. A pesar de que habló con elocuencia, dado su estatus, ¿cómo podría alguien tomar en serio su mensaje, si siempre estaba protestando y usaba  métodos perturbadores como volcar mesas y violentar la paz?
Además, personas como Jesús son naturalmente perezosas. ¿No tienen cosas mejores que hacer, como conseguir un trabajo? Me gustaría tener tiempo para descansar, "orar", y pasar el rato en los parques. Si sólo trabajaran m…