Razones Para Adorar A Dios El Padre


En teología, siempre hablar del Padre será fascinante, más si este diálogo se hace en el contexto de la doctrina de la Trinidad. Como Cristianos Ortodoxos es importante conocer los problemas y las razones que nos invitan al estudio de la Trinidad.

Existen por ejemplo en muchas religiones, particularmente las de origen Mediterráneo, los dioses supremos los cuales eran llamados 'Padres del Universo', ya sea que hablemos de Zeus, el padre de todo, o Júpiter, el padre de los dioses. La paternidad del Dios supremo legitimaba la autoridad del sumo sacerdote o Cesar. Lactancio lo explicó del siguiente modo, cada gobernador era tomado por señor y padre de sus súbditos,  el propósito era ser temido por el pueblo  y ser amado un como padre. Un padre  siempre tenía la bondad de los dioses de su parte, por tanto, la madre de familia también era temida y amada con el padre.

Por otra parte, la fe cristiana, habla exclusivamente sobre 'el Padre de Jesucristo'. De acuerdo al Nuevo Testamento es sólo en la comunión con Cristo que podemos orar 'Abba, Padre'. Sólo 'quien ve al Hijo ve al Padre' (Juan 14:9). 'Así que el Padre es glorificado en el Hijo' (Juan 14:13). En consecuencia en el Cristianismo hablar de Dios el Padre es diferente a la manera en que se habla en sentido religioso o político. ¿Qué hace diferente al Cristianismo? ¿Cómo ha cambiado al mundo?

El propósito es tener una compresión Trinitaria del Padre, y cuál su función en la iglesia y con su pueblo.

El Nuevo Testamento nos da tres razones para adorar a Dios el Padre porque:

1.      En círculos ecuménicos es lo que se espera de un creyente Protestante.
2.      Con frecuencia se sostiene que la doctrina Trinitaria del período patrístico descansa sobre la base filosófica de la 'helenización del Cristianismo' y no sobre el evangelio de Jesús. Me gustaría mostrar que la doctrina patrística de la Trinidad descansa sobre los evangelios canónicos y no es sólo especulación.
3.       Junto  a un número destacado de teólogos, estoy convencido que la derivación moderna de la divina Trinidad perteneciente a la auto-conciencia de Dios (Hegel) o la auto-revelación (Barth) o la auto-comunicación (Rahner) ha fallado, y para poder dar una explicación satisfactoria debemos empezar con la historia de la salvación bíblica, es decir, 'desde el inicio'. Pero esto implica que no debemos comenzar desde la unidad de Dios para buscar hacer una deducción de un Dios tripe; sino debemos comenzar con las Tres Personas de las cuales el Nuevo Testamento da testimonio, para comprender su cooperación en la salvación del mundo en su Triunidad final y original.


Jürgen Moltmann: Dios el Padre en la vida de la Santa Trinidad.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma