Ir al contenido principal

Los Orígenes Judíos del Pacifismo


John Howard Yoder fue un teólogo Menonita, conocido por su pacifismo radical. Yoder estudio en Goshen Collen, termino su doctorado en teología en la universidad de Basilea, Suiza, estudiando junto a Karl Bart, Oscar Cullman, Walter Eichrodt y Karls Jaspers.

A través de su carrera, estudió muy de cerca los orígenes Judíos del pacifismo Cristiano. La dirección que tomó siempre estuvo en contra de la hipótesis generalizada acerca de que “la fe Judía fue violenta y que Jesús fue un pacifista,” Yoder buscó rescatar el retrato histórico de la tradición Judía sobre la violencia.

Seguramente cuando muchos Cristianos oyeron hablar del tipo de pacifismo cristológico expuesto por Yoder y Hauerwas, inmediatamente asumieron que ellos estaban en total desacuerdo con el Antiguo Testamento. Aún los Cristianos que creen en el evangelio requieren de cierto tipo de pacifismo para mantener esta suposición. “Hemos sido llevados a creer que nuestro Antiguo Testamento enseña un tipo de nacionalismo que de alguna forma no puede ser un modelo para nosotros,” por lo tanto si nos tomamos de Jesús entonces tendemos a “relativizar radicalmente todo el trasfondo Hebreo de la fe Cristiana. [Así que] entonces tenemos una Biblia pequeña, y permanentemente nos preocupamos por el hecho de que el Nuevo Testamento generalmente asume más que rechazar la autoridad del Antiguo Testamento.”

Por supuesto, la alternativa es que algunos, de hecho la mayoría, percibiendo la alegada incompatibilidad entre la enseñanza de Jesús y el Antiguo Testamento, relativizan los mandamientos de Jesús haciéndolos parecer contradictorios con la historia de Israel, yendo a la inversa de lo que hemos dicho.

Yoder considera ambos caminos equivocados, esto se debe  exclusivamente a la mala lectura del Antiguo Testamento y a la ignorancia del Judaísmo primitivo y a la tradición rabínica posterior. Así es como, una mayor porción del trabajo de Yoder está dedicado a la tarea de recontar la historia del Judaísmo en los siglos alrededor de Jesús, ofreciendo una reinterpretación de la historia de Israel en el Antiguo Testamento. Todo con el propósito de ofrecer el “reconocimiento del poder y profundidad teológica  de las fuentes Judías acerca de la no violencia a través de los siglos.” Efectivamente, tal recuperación debería ser vista como un acto de penitencia por los muchos años de anti-Semitismo y una incorrecta representación de los Judíos.


Para una mayor comprensión del tema, recomiendo: The Politics of Yahweh: John Howard Yoder, the Old Testament, and the People of God. (Las Políticas de Yahvé: John Howard Yoder, el Antiguo Testamento, y el Pueblo de Dios.)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…