Ir al contenido principal

El Adviento Como Protesta Política De Paz




Para el mundo Cristiano el periodo de Adviento significa esperar la “llegada” de Jesús en Navidad. Sin embargo, Adviento fue originariamente un festival del Imperio Romano que celebraba la llegada de César Augusto como el salvador divino del mundo, quien traería paz por medio de la conquista violenta.

Para los Cristianos Adviento no es la forma violenta del Imperio Romano, sino es la proclamación del amor no violento de Jesús como el verdadero salvador del mundo.

Así que contextualizando el Adviento como una Protesta Política podemos decir:

·         Durante el Adviento esperamos a Jesús quien nos muestra una alternativa a la forma en que el Imperio romano imponía la paz, una paz que usaba la violencia como medio.
·         Los primeros Cristianos cambiaron esa concepción Romana de una forma radical: no por medio de las armas, sino a través  de la paz y el amor.
·         La lectura de los cuatro Evangelios durante el Adviento nos revelan una alternativa a la violencia utilizando vías de paz.
·         Durante la segunda semana del Adviento leemos la manera en que Juan el Bautista vivió la violencia en el mundo.
·         La última semana de Adviento leemos el Magnificant, que es una canción de revolución política. Una protesta pacífica.
·         El Adviento espera a Quien salvaría el mundo no por medio de la violencia, sino por medio del amor, el perdón y la paz.

Jesús como rey del mundo, sentado en su trono, la cruz, pronuncio su juicio sobre el mundo. Ese juicio fue el perdón. “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”

El perdón radical y universal es el regalo que Dios ofrece a los humanos, “a toda carne.” ¿Estás dispuesto a recibir ese regalo? Durante el Adviento preparamos al mundo para recibir  a nuestro Señor Jesús, esa preparación debería envolvernos en el perdón radical.

Muchas naciones del Primer Mundo creen que la manera de lograr la paz es imitando lo que hizo Cesar Augusto, utilizando la violencia y el poder militar. Tales Naciones creen más en Cesar Augusto que en lo hecho por Jesucristo.

El Imperio Estadounidense es la mayor potencia militar mundial que el mundo haya visto. Su presupuesto militar es el más grande que el de muchas naciones combinadas. Pero,  ¿se sienten seguros? ¿Por qué? Porque la violencia no trae paz, seguridad y reconciliación, sólo genera más violencia.

“En vez de gastar sumas estratosféricas en armas, deberíamos invertir en infraestructura, hospitales, escuelas, casas, negocios, crear trabajos y cosas por el estilo. En vez de financiar guerras, vamos a invertir en la paz.”
(Jean-Michel Oughourlian, Psychopolitics p. 23)



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…