El Adviento Como Protesta Política De Paz




Para el mundo Cristiano el periodo de Adviento significa esperar la “llegada” de Jesús en Navidad. Sin embargo, Adviento fue originariamente un festival del Imperio Romano que celebraba la llegada de César Augusto como el salvador divino del mundo, quien traería paz por medio de la conquista violenta.

Para los Cristianos Adviento no es la forma violenta del Imperio Romano, sino es la proclamación del amor no violento de Jesús como el verdadero salvador del mundo.

Así que contextualizando el Adviento como una Protesta Política podemos decir:

·         Durante el Adviento esperamos a Jesús quien nos muestra una alternativa a la forma en que el Imperio romano imponía la paz, una paz que usaba la violencia como medio.
·         Los primeros Cristianos cambiaron esa concepción Romana de una forma radical: no por medio de las armas, sino a través  de la paz y el amor.
·         La lectura de los cuatro Evangelios durante el Adviento nos revelan una alternativa a la violencia utilizando vías de paz.
·         Durante la segunda semana del Adviento leemos la manera en que Juan el Bautista vivió la violencia en el mundo.
·         La última semana de Adviento leemos el Magnificant, que es una canción de revolución política. Una protesta pacífica.
·         El Adviento espera a Quien salvaría el mundo no por medio de la violencia, sino por medio del amor, el perdón y la paz.

Jesús como rey del mundo, sentado en su trono, la cruz, pronuncio su juicio sobre el mundo. Ese juicio fue el perdón. “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”

El perdón radical y universal es el regalo que Dios ofrece a los humanos, “a toda carne.” ¿Estás dispuesto a recibir ese regalo? Durante el Adviento preparamos al mundo para recibir  a nuestro Señor Jesús, esa preparación debería envolvernos en el perdón radical.

Muchas naciones del Primer Mundo creen que la manera de lograr la paz es imitando lo que hizo Cesar Augusto, utilizando la violencia y el poder militar. Tales Naciones creen más en Cesar Augusto que en lo hecho por Jesucristo.

El Imperio Estadounidense es la mayor potencia militar mundial que el mundo haya visto. Su presupuesto militar es el más grande que el de muchas naciones combinadas. Pero,  ¿se sienten seguros? ¿Por qué? Porque la violencia no trae paz, seguridad y reconciliación, sólo genera más violencia.

“En vez de gastar sumas estratosféricas en armas, deberíamos invertir en infraestructura, hospitales, escuelas, casas, negocios, crear trabajos y cosas por el estilo. En vez de financiar guerras, vamos a invertir en la paz.”
(Jean-Michel Oughourlian, Psychopolitics p. 23)



Comentarios

Entradas más populares de este blog

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma