Ir al contenido principal

El Año Sabático: Una Teología para la Tierra



Hoy día es interesante encontrar a cristianos que no tienen el mínimo respecto por la creación. El hecho de que Adán fuera expulsado del paraíso no fue motivo para que no cuidara del mundo que Dios le dio. A Noé se le indica que debe cuidar de la creación y la mayoría de los patriarcas estuvieron preocupados por la promesa de poseer la tierra que Yahvé les daría.

Espiritualizar demasiado el Evangelio con el puritanismo que lo caracterizó durante siglos fue un error del que ahora debemos preocuparnos. A parte, también influyeron las interpretaciones dispensacionalistas que prometieron un hogar celestial alejado del mundo material.

El hecho de ser “dejados atrás” cuando el fin llegue ha influido en el pueblo de Dios para no apreciar correctamente el amor que Dios tiene por su creación.[1] Tememos a una tercera guerra mundial, a infecciones causadas por bacterias que mutan sin ningún sentido, oramos porque Dios destruya a nuestros enemigos Musulmanes; creemos en la desmedida proporción con que Dios ha de bendecirnos; pero no estamos cuidando del mundo que Dios creo para que habitáramos en él.

Tal vez deberíamos aprender de algunas religiones o movimientos que han estado cuidando de nuestra “madre tierra” sin caer en sus excesos y pretensiones. En un breve artículo que el Dr. Moltmann escribió para el Concilio Mundial de Iglesias nos previene de los efectos devastadores   del mal uso de nuestros recursos naturales. Dios preocupado por el hombre y su creación nos dio mandatos no en un sentido legalista, sino para apreciar el amor y el cuidado que Él tiene por nosotros.


“En la imagen del año Sabático la Biblia Hebrea nos ofrece un concepto de  “religión de la tierra”. Cada siete años, la gente debería dejar sin sembrar la tierra. Se nos dan dos razones: “para que el pobre de entre tu pueblo coma”, y como consecuencia “haya una año de completo descanso para la tierra”. El descanso Sabático para la tierra es una bendición de Dios, porque de esta manera la tierra podrá volver a ser útil de nuevo. Si la gente observa el descanso para la tierra, ellos estarán seguros sobre la tierra. Si desobedecen este mandamiento, serán echados de la tierra y serán esparcidos entre las naciones por 70 años, hasta que la tierra sea recuperada. Esta vieja historia nos da una terrible advertencia: si fallamos en observar una religión que cuide de la tierra y forzamos a la tierra a proveernos de frutos continuamente, usando fertilizantes artificiales, destruiremos nuestro suelo y lo haremos infértil. Los desiertos se expandirán, las sequías serán más frecuentes, y eventualmente la raza humana desaparecerá de la tierra de la que abusó y a la que destrozó.”

 -  Jürgen Moltmann (A common earth religion: world religions from an ecological perspective)

¿Deberían los Cristianos preocuparse más por una teología que se ocupe del cuidado de los recursos naturales? O ¿Al final Jesús vendrá para llevarnos fuera de este mundo a un hogar espiritual?

Sea cuál sea tu posición, Dios nos ordena amar y cuidar de su mundo. Así que oremos por crear en el pueblo cristiano una conciencia ecológica centrada en el Amor que Dios tiene por su creación.



[1]    Elaine Pagels, Revelations, p. 11, Ed. Penguin Group 2012.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El Concepto de Cristología y Kerigma en Rudolf Bultmann

Existen dos preguntas significativas que necesitan explicación en el pensamiento de Rudolf Bultmann. La primera es sobre cuánto contenido histórico existe en los evangelios: ¿son relatos precisos de lo que sucedió, o son en gran parte reflexiones teológicas que encajan con los hechos teológicos que desean transmitir? En segundo lugar, se trata de determinar si el conocimiento histórico es necesario para la fe: ¿si los evangelios no son históricamente precisos, entonces importan para la fe en Jesús?
Bultmann da una respuesta negativa a estas dos preguntas. De hecho, conocemos muy poco acerca del ministerio de Jesús: una vez que los evangelios han sido pasados por los filtros de la crítica de formas, quedan muy pocos datos históricos sólidos.
Para Bultmann, sin embargo, esta falta de interés es algo positivo, y por eso da una respuesta negativa a la segunda pregunta. La fe en Jesús no depende de los datos históricos, y por lo tanto la Cristología no tiene interés histórico. No sabemos…

La Historia de la Crucifixión (Contada por los Privilegiados y los Poderosos)

Stephen Mattson
Un hombre fue arrestado por las autoridades, enviado a juicio y condenado a muerte -su nombre era Jesús. Muchos dicen que es un hombre inocente, pero los hechos hablan por sí mismos:

Jesús era un matón, un vagabundo sin hogar propenso al abuso de sustancias ilícitas (tenía un arresto  previo por traficar con alcohol). Jesús causaba disturbios a donde quiera que iba. Él era un pandillero  con una larga historia de crimen, pero eso no es sorprendente teniendo en cuenta su educación.
Jesús era intrínsecamente violento y un peligro para la sociedad. A pesar de que habló con elocuencia, dado su estatus, ¿cómo podría alguien tomar en serio su mensaje, si siempre estaba protestando y usaba  métodos perturbadores como volcar mesas y violentar la paz?
Además, personas como Jesús son naturalmente perezosas. ¿No tienen cosas mejores que hacer, como conseguir un trabajo? Me gustaría tener tiempo para descansar, "orar", y pasar el rato en los parques. Si sólo trabajaran m…