Ir al contenido principal

Un Día Sin Muerte

La Esperanza Mesiánica De La Resurrección de Jesús


Esta semana tuve la oportunidad de ver la película The risen (El resucitado). Aunque ya había escuchado varias críticas hacía el filme mi intención era conocer esta nueva propuesta. Como muchas de las películas que se han hecho en los últimos años, The Risen cae en la categoría de novela de ficción, sin embargo, el argumento principal es totalmente histórico.

La película abarca desde la crucifixión de Jesús hasta su ascensión. La historia, es la de un tribuno romano de nombre Clavius a quien se le ordena terminar con la muerte de Jesús. En el proceso posterior, a Clavius también se le ordena cuidar de que el cuerpo de Jesús no sea extraído por sus seguidores para no convertirlo en el mártir que necesitaban.

Sin embargo, lejos de que la historia sea ficticia o no, hay momentos brillantes en la película. El mundo de Jesús no es muy diferente a nuestro mundo. The Risen muestra el contraste entre el poder y la humildad, entre el señorío y la nobleza. El imperio Romano representó un desafío para Jesús, pero no en términos de beligerancia. Roma construyó su poder sobre el terror y la violencia, sobre la sangre de cualquiera que se opusiera a ellos, aunque fuera por la vía pacífica. Jesús representó para Roma y el Sanedrín la misma encarnación del amor perfecto y eterno, y aún así le temieron.

El temor es la madre de la violencia - Peter Gabriel


Lo que impulsó a Roma y a su Imperio para matar a Jesús fue el miedo, miedo a perder el poder, miedo a ser humanos, miedo a creer que todos los hombres podían ser iguales, dónde no hubiera Judío ni Griego, blanco o negro, ricos o pobres. Lo mismo sucedió con la élite Judía en el poder. No creyeron en el Mesías porque no les convenía. 

En la escena con la que prácticamente termina la película hay un diálogo entre Jesús ya Resucitado y el tribuno Clavius:

 ¿Qué buscas Clavius? ¿Paz, certidumbre? ¿Un día sin muerte?

Nuestro mundo anhela un día sin muerte. Jesús al partir nos mando a predicar su Evangelio, a ser agentes de la gracia, a ser pacificadores, a ser incluso mártires como él. El mundo en que vivió Jesús es parecido al mundo en el que vivimos, terrorismo, asesinatos, odio, supremacía racial, imperialismo, etc. Pero Jesús nos dijo: "yo estaré con ustedes hasta el fin". 


Hoy recordamos la gloriosa resurrección de nuestro maestro. Hoy todo el mundo Cristiano proclamará que Jesucristo está vivo, pero creo que seguimos viviendo con miedo, ese miedo que nos hace violentos, que nos hace convertirnos en jueces de los que no comparten nuestra creencia y los segregamos, los satanizamos por no creer lo que nosotros creemos. Si queremos un día, un mundo sin muerte, sigamos el ejemplo de Jesús cuando dijo al tribuno romano: "entra, no temas, aquí no hay enemigos, todos somos hermanos".



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…