Ir al contenido principal

Un Día Sin Muerte

La Esperanza Mesiánica De La Resurrección de Jesús


Esta semana tuve la oportunidad de ver la película The risen (El resucitado). Aunque ya había escuchado varias críticas hacía el filme mi intención era conocer esta nueva propuesta. Como muchas de las películas que se han hecho en los últimos años, The Risen cae en la categoría de novela de ficción, sin embargo, el argumento principal es totalmente histórico.

La película abarca desde la crucifixión de Jesús hasta su ascensión. La historia, es la de un tribuno romano de nombre Clavius a quien se le ordena terminar con la muerte de Jesús. En el proceso posterior, a Clavius también se le ordena cuidar de que el cuerpo de Jesús no sea extraído por sus seguidores para no convertirlo en el mártir que necesitaban.

Sin embargo, lejos de que la historia sea ficticia o no, hay momentos brillantes en la película. El mundo de Jesús no es muy diferente a nuestro mundo. The Risen muestra el contraste entre el poder y la humildad, entre el señorío y la nobleza. El imperio Romano representó un desafío para Jesús, pero no en términos de beligerancia. Roma construyó su poder sobre el terror y la violencia, sobre la sangre de cualquiera que se opusiera a ellos, aunque fuera por la vía pacífica. Jesús representó para Roma y el Sanedrín la misma encarnación del amor perfecto y eterno, y aún así le temieron.

El temor es la madre de la violencia - Peter Gabriel


Lo que impulsó a Roma y a su Imperio para matar a Jesús fue el miedo, miedo a perder el poder, miedo a ser humanos, miedo a creer que todos los hombres podían ser iguales, dónde no hubiera Judío ni Griego, blanco o negro, ricos o pobres. Lo mismo sucedió con la élite Judía en el poder. No creyeron en el Mesías porque no les convenía. 

En la escena con la que prácticamente termina la película hay un diálogo entre Jesús ya Resucitado y el tribuno Clavius:

 ¿Qué buscas Clavius? ¿Paz, certidumbre? ¿Un día sin muerte?

Nuestro mundo anhela un día sin muerte. Jesús al partir nos mando a predicar su Evangelio, a ser agentes de la gracia, a ser pacificadores, a ser incluso mártires como él. El mundo en que vivió Jesús es parecido al mundo en el que vivimos, terrorismo, asesinatos, odio, supremacía racial, imperialismo, etc. Pero Jesús nos dijo: "yo estaré con ustedes hasta el fin". 


Hoy recordamos la gloriosa resurrección de nuestro maestro. Hoy todo el mundo Cristiano proclamará que Jesucristo está vivo, pero creo que seguimos viviendo con miedo, ese miedo que nos hace violentos, que nos hace convertirnos en jueces de los que no comparten nuestra creencia y los segregamos, los satanizamos por no creer lo que nosotros creemos. Si queremos un día, un mundo sin muerte, sigamos el ejemplo de Jesús cuando dijo al tribuno romano: "entra, no temas, aquí no hay enemigos, todos somos hermanos".



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

La Doctrina de la Elección de Barth - Una Orientación

Richard Keith


Comenzamos una serie de once (¿once?) artículos sobre la doctrina de la gracia de Barth con esta breve  introducción. Barth articula su perspectiva en el capítulo 7 de su Dogmática Eclesial a la cual a (que se encuentra en la segunda parte del segundo volumen) titulado "La elección de Dios". Pero antes deben hacerse algunas observaciones introductorias:

La palabra "elección" en el título de este capítulo convoca al fantasma de la doctrina de la predestinación, que para algunas personas es motivo de espanto. Pero es lo más justo. Ya que Barth no tiene miedo de usar la palabra predestinación y habla de ella libremente. Pero si los lectores están familiarizados con la doctrina conservadora reformada de la predestinación, encontrarán que el trato de Barth es casi irreconocible. Para Barth "elección" significa la elección de Dios. Dios elige ser el Dios de la humanidad y la humanidad será su pueblo. El Padre …

La Historia de la Crucifixión (Contada por los Privilegiados y los Poderosos)

Stephen Mattson
Un hombre fue arrestado por las autoridades, enviado a juicio y condenado a muerte -su nombre era Jesús. Muchos dicen que es un hombre inocente, pero los hechos hablan por sí mismos:

Jesús era un matón, un vagabundo sin hogar propenso al abuso de sustancias ilícitas (tenía un arresto  previo por traficar con alcohol). Jesús causaba disturbios a donde quiera que iba. Él era un pandillero  con una larga historia de crimen, pero eso no es sorprendente teniendo en cuenta su educación.
Jesús era intrínsecamente violento y un peligro para la sociedad. A pesar de que habló con elocuencia, dado su estatus, ¿cómo podría alguien tomar en serio su mensaje, si siempre estaba protestando y usaba  métodos perturbadores como volcar mesas y violentar la paz?
Además, personas como Jesús son naturalmente perezosas. ¿No tienen cosas mejores que hacer, como conseguir un trabajo? Me gustaría tener tiempo para descansar, "orar", y pasar el rato en los parques. Si sólo trabajaran m…