Ir al contenido principal

El Término “Reino de Dios” No Esta En El Nuevo Testamento.



En su ensayo The cure of the  neurobiological sickness of religion (La cura de la enfermedad neurobiológica de la religión), el teólogo Ortodoxo John S. Romanides, entre otras cosas alude a la mala interpretación que se ha hecho del término Griego “Basileia tou Theou” (Reino de Dios).

La mala interpretación que los teólogos Occidentales han hecho del termino se debe según Romanides a que estos han sido víctimas de las presuposiciones Agustinianas y Carolingias, las que han llevado a una mala comprensión de lo que está en la Biblia, principalmente en lo referente a los conceptos que denotan “glorificación”, un ejemplo clásico de esto se encuentra en 1 Cor. 12:26,   San Pablo no escribe “si un miembro es honrado”, sino “si es glorificado”, i. e. se ha convertido en profeta. Ser glorificado significa que alguien ha visto al Señor de la Gloria ya sea antes de Su encarnación o después, así como Pablo lo hizo en su camino a Damasco al perseguir al Señor Encarnado de Gloria.

El otro ejemplo, y el que nos interesa, es la frase “reino de Dios” que alude a un reino creado por Dios en vez de a un poder increado de Dios. Lo que sorprende es que el término “reino de Dios” no aparece ni una vez en el Griego original del Nuevo Testamento. No se sabe que “el gobierno” o “reinado de Dios” es la traducción correcta del termino Griego “Basileia tou Theou”, Vaticanistas, Protestantes e incluso muchos Ortodoxos, no ven la promesa de Cristo hecha a sus apóstoles en Mt. 16:28, Lc. 9:27 y Mc. 9:1, i. e. que ellos verían el reinado de Dios, está se cumplió durante la Transfiguración que se narra en los tres evangelios. Aquí Pero, Jacobo y Juan ven a Cristo como el Señor de la Gloria, i. e. Como la fuente de la “gloria” eterna de Dios y  y su “basileia” i. e. su poderoso gobierno eterno, denotado por la nube eterna o la gloria que apareció y los cubrió durante la gloriosa Transfiguración del Señor.  Esto significa que el Poder de la Gloria de Cristo, como Señor pre-encarnado (Yahvé) de la Gloria, fue quien libero a Israel de la esclavitud Egipcia y los llevo a la libertad y a la tierra de la promesa.

El texto no habla sobre “Basileion (reino) de Dios, “sino sobre “Basileia (reinado o gobierno) de Dios,” por medio de Su Eterna Gloria y Poder. En su Transfiguración Cristo claramente se revelo como la fuente de la Gloria eterna vista por Moisés y Elías en el Antiguo Testamento y por lo tanto también estuvieron presentes en la Transfiguración con el propósito de testificar a los tres apóstoles que Cristo de hecho es el mismo Yahvé de la Gloria, pero encarnado, los dos le vieron en un pasado histórico y actuaron a su favor. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El Concepto de Cristología y Kerigma en Rudolf Bultmann

Existen dos preguntas significativas que necesitan explicación en el pensamiento de Rudolf Bultmann. La primera es sobre cuánto contenido histórico existe en los evangelios: ¿son relatos precisos de lo que sucedió, o son en gran parte reflexiones teológicas que encajan con los hechos teológicos que desean transmitir? En segundo lugar, se trata de determinar si el conocimiento histórico es necesario para la fe: ¿si los evangelios no son históricamente precisos, entonces importan para la fe en Jesús?
Bultmann da una respuesta negativa a estas dos preguntas. De hecho, conocemos muy poco acerca del ministerio de Jesús: una vez que los evangelios han sido pasados por los filtros de la crítica de formas, quedan muy pocos datos históricos sólidos.
Para Bultmann, sin embargo, esta falta de interés es algo positivo, y por eso da una respuesta negativa a la segunda pregunta. La fe en Jesús no depende de los datos históricos, y por lo tanto la Cristología no tiene interés histórico. No sabemos…

La Historia de la Crucifixión (Contada por los Privilegiados y los Poderosos)

Stephen Mattson
Un hombre fue arrestado por las autoridades, enviado a juicio y condenado a muerte -su nombre era Jesús. Muchos dicen que es un hombre inocente, pero los hechos hablan por sí mismos:

Jesús era un matón, un vagabundo sin hogar propenso al abuso de sustancias ilícitas (tenía un arresto  previo por traficar con alcohol). Jesús causaba disturbios a donde quiera que iba. Él era un pandillero  con una larga historia de crimen, pero eso no es sorprendente teniendo en cuenta su educación.
Jesús era intrínsecamente violento y un peligro para la sociedad. A pesar de que habló con elocuencia, dado su estatus, ¿cómo podría alguien tomar en serio su mensaje, si siempre estaba protestando y usaba  métodos perturbadores como volcar mesas y violentar la paz?
Además, personas como Jesús son naturalmente perezosas. ¿No tienen cosas mejores que hacer, como conseguir un trabajo? Me gustaría tener tiempo para descansar, "orar", y pasar el rato en los parques. Si sólo trabajaran m…