! Aquí Hay Dragones ¡




“Aquí hay dragones". Esta frase hace referencia a la práctica que los fabricantes de mapas medievales tenían de dibujar dragones y serpientes marinas en las áreas desconocidas en el borde de un mapa. Es aquí en donde para muchas personas la doctrina de la elección está situada en el mapa teológico: en el borde, en las áreas inexploradas donde los términos peligrosos como “predestinación”, “reprobación” y “supralapsarianismo” se ocultaban.

En la primera subsección sobre la doctrina de la elección llamada "La Orientación de la Doctrina", Barth declara su intención de colocarla en un lugar más central en el mapa teológico. Lo hace de la siguiente manera:


1. La doctrina de la elección es parte de la doctrina de Dios de Barth. En la primera parte del segundo volumen de la doctrina de Dios, Barth ha descrito quién es Dios. Él es el Dios que ama en perfecta libertad. En esta segunda parte, Barth describe quién es Dios para nosotros. Él es el Dios que nos elige en Cristo. De esta manera, Barth coloca la doctrina de la elección donde piensa que pertenece, en el centro mismo de las cosas, antes de sus discusiones sobre la creación, la reconciliación y la redención. En opinión de Barth, la gracia de Dios no es una respuesta a nuestra caída en el pecado, un plan B cuando el plan A falló. Sino es la gracia de Dios revelada en su elección con el propósito de crearnos y salvarnos.


2. El vínculo entre lo que Dios es y quién es para con nosotros es Jesucristo. Vemos quién es Dios más claramente en la vida y las obras de Jesucristo. También vemos quién es Dios para con nosotros de la misma manera. Antes de que Dios nos escogiera, escogió a su Hijo. Sólo posteriormente Dios escogió en su Hijo al pueblo que el Hijo representa. Porque Jesucristo es verdaderamente divino, se revela como el Dios que ha elegido pertenecer a nosotros. Pero porque es verdaderamente humano, se revela como el verdadero ser humano que pertenece a Dios. Esta relación de pertenencia es el pacto, y el pacto revelado en la elección de Dios de nosotros en Cristo muestra que Dios es amor y que Dios es libre. Dios es por nosotros lo mismo que lo es en sí mismo. El Dios que ama en perfecta libertad.


3. Que Dios nos haya escogido en Jesucristo es la totalidad del evangelio, la buena noticia de Dios. No es algo que haya que temer. Ni es algo para lanzarlo a las tierras baldías de la teología o la predicación. Es algo para regocijarse, algo que proclamar en voz alta. La elección de Dios es su gracia y su gracia es su iniciativa para dar el primer paso hacia nosotros, y no encontrarnos a la mitad del camino como si pudiéramos cooperar con él, sino reuniéndonos en su Hijo quien está de nuestro lado a pesar de nuestra  rebelión y pecado. Si la elección de Dios sugiere un rechazo que también tiene lugar, su elección es sólo luz, no una mezcla de luz y oscuridad. La doctrina de la elección no es un mensaje de esperanza y un mensaje de desesperación. Es el mensaje de nuestra única esperanza en Jesucristo.


4. La doctrina de la elección revela y afirma la libertad de Dios, su misterio y su justicia. No podemos decirle a Dios lo que debe hacer. No podemos entender completamente lo que ha hecho. Pero en última instancia, debemos confesar que todo lo que hace es bueno y correcto. Barth examina a los diferentes padres de la Iglesia del pasado, Agustín, Lutero, Calvino entre otros, estas son verdades que se han tratado de afirmar en la explicación y defensa de la doctrina de la elección con más o menos éxito. La libertad de Dios, su misterio y su justicia serán entonces para Barth los criterios por los cuales él juzgará y tratará de formar una doctrina bíblica de elección en armonía con la Palabra de Dios que es Jesucristo.


En conclusión, Barth sitúa la doctrina de la elección no en las esquinas del mapa teológico, sino en su propio corazón, en la naturaleza de Dios. La doctrina de la elección revela el propósito de Dios al crear, reconciliar y redimir a la humanidad. Aquí en el corazón del mapa no encontramos dragones, sino solamente la brújula de la teología que dirige todo pensamiento y habla sobre Dios, Jesucristo.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma