Ir al contenido principal

¿Por qué Westcott y Hort le dieron un trato especial al pasaje de la mujer sorprendida en adulterio?



No hace mucho, discutimos en el blog si la historia de la mujer sorprendida en adulterio (Juan 7:53-8:11) debería leerse y enseñarse como Escritura. Me quedo algo destrozado, aunque me inclino por una respuesta negativa. Independientemente de una cuestión más amplia, uno de los temas que surgió en la discusión fue si Marcos 16:9-20 y Juan 7:53-8:11 presentan distintas preguntas canónicas que no están justificadas para otras variantes ampliamente atestiguadas como Juan 5:4.

Con respecto a esta pregunta, me intrigó cómo Hort lo explicó y el manejo exclusivo de Westcott con respecto a la Pericopa en su edición. Como sabrán, lo imprimieron en corchetes dobles al igual que Marcos 16.9-20, pero luego dieron un paso más al colocarlo después del Evangelio de Juan con un título propio. (Tengan en cuenta, sin embargo, que no figura en la tabla de contenidos).

En una carta a su buen amigo A. A. Vansittart con fecha del 4 de mayo de 1865, Hort explicó esta decisión de la siguiente manera:

Me adhiero firmemente a la Pericopa ya tratada, aunque estoy consciente de que puede causar escándalo. Permíteme repetirlo más claramente. Este es uno de los muchos pasajes que pertenecen en cierto sentido al Nuevo Testamento, y creemos que no podemos expulsarlo de él, pero sin embargo tampoco pertenece a los originales. Existen otros pasajes o cláusulas que dejamos (en al menos un caso, Mt 27:49b, insertamos) en sus lugares por dos razones: esos pasajes no pueden mantenerse ajenos debido a su propia naturaleza, y los contextos no resultan dañados por la interpolación, que por supuesto está claramente marcada. Aquí ambas condiciones se invierten: la Pericopa puede mantenerse por sí misma, y la narrativa de San Juan se ve interrumpida por su inserción. Ponerla en el apéndice sería expulsarla del Nuevo Testamento: por lo tanto, solo podemos ubicarla como un capítulo omitido del ΕΥΑΓΓΕΛΙΟΝ. Lo haré, confío, como con los otros pasajes que están dentro de ⟦⟧.


Por lo tanto, Hort explica por qué la Pericopa no podría ser expulsada del NT por completo, pero podría y debería ser excluida del Evangelio según Juan, incluso con sus dobles corchetes. Hort, por supuesto, era consciente de que esto podría causar un escándalo que en sí mismo es interesante dado que, en cuestiones teológicas, los dos editores normalmente evitaban la controversia pública.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…