Ir al contenido principal

Lección 5


El Sábado Santo Nos Debería Volver Ateos





Michael Hardin


El Sábado Santo se trata de convertirse parcialmente en ateo. Se podría decir que es a la vez un día de celebración como una temporada de vida. Cuando se encuentra a Dios, verdaderamente se encuentra, Dios aparece como moribundo o muerto. Esta es una seria declaración epistemológica. ¿Dónde vemos realmente la revelación, la revelación de ¡Dios!? En la cruz de un ¡Libertador! Crucificado.

En el Viernes Santo Jesús perdió (o eso pensamos). Pero en el sábado nosotros perdimos nuestra religión.

¿Captas lo que estoy haciendo aquí? Todo este tiempo he argumentado que el Evangelio debe replantear la forma en qué pensamos y no solo cómo pensamos. Veo la Semana Santa con la Mente de Cristo. La Semana Santa proporciona la lógica del Evangelio, se enfoca exactamente en lo que estaba en juego para Jesús: la elección que hizo en Getsemaní (que es la elección que salvó al mundo, la elección de ser no violento y perdonar). La teología Protestante ha limitado la palabra 'Cruz' como si la 'cruz de Cristo' fuera una crucifixión real de 6 horas. El problema es que sí esto es todo lo que hay, entonces sólo hay una sola explicación sobre el "por qué" como en la pregunta “¿por qué murió Jesús?" Reducir la "cruz" a un solo el acto real se presta fácilmente a una comprensión sacrificial de la muerte de Jesús, al vacío de una explicación al no tomar en cuenta el contexto en el que tiene lugar, y se obtiene la misma vieja respuesta religiosa: la muerte de Jesús fue requerida por Dios. Este no es el Evangelio. Tampoco puede ser la forma en que pensamos, porque no es la Mente de Cristo la que evidencia la Pasión, sus decisiones, sus elecciones, sus intenciones. Quién es él ... es lo que hace. (En términos filosóficos, el ser y la acción no están separados, sino son una y la misma cosa).

La 'cruz' es una metonimia usada para toda la Narración de la Pasión desde el Getsemaní hasta el sepulcro. La elección que hace Jesús en Getsemaní es idéntica a la manera en que Pablo entendió esa elección que se usa para la salvación (Rom 5: 12-21). Esto apenas es solo una descripción del proceso de conversión Cristiano. Lo único que se convierte es la relacionalidad no-retributiva. Esto describe lo que Pablo tuvo que aprender cuándo tuvo que reconsiderar todo su conocimiento sobre Dios, sobre la Torá, sobre Israel, sobre la historia, sobre teología, y ahora sobre Jesús y su bautismo, y el compartir la mesa, además del regalo de la presencia de Jesús por el Espíritu Santo, y todo lo que uno puede imaginar.

Imagina a Saulo en el camino a Damasco después de ver la luz cegadora y de ver al Jesús resucitado y escuchar sus palabras. ¿Cómo puedes comenzar a reconciliar lo que creías que era genuino, real y auténtico con lo que sucedió? Anteriormente creías con todo tu corazón, mente y alma; y cada fibra de tu ser estaba invertido en este Dios con rostro de Jano, ya que este Dios fue creado por ti. Entonces, de repente, nada tuvo sentido. Nada después de todo.

La única pregunta que le hicieron a Saulo fue "por qué", pero tuvo que comenzar con la pregunta sobre el “quién". La pregunta por el “quién", “¿Quién es este Jesús?", sólo podía contestarse con el “por qué". ¿Por qué él, Saulo, no fue destruido? ¿Por qué este Jesús no es vengativo? ¿Por qué Jesús no protegió a los suyos (Esteban)? La expectativa fue la inacción. ¿Un Dios que posiblemente perdonó? ¿Quién no tomó venganza? ¿O la venganza sería exigida en Damasco por los seguidores de Jesús? ¿Saulo se había “confundido por completo"? ¿Qué podría significar todo esto? ¿Qué significó para su destino? ¿Quién fue este Jesús? ¿Cuánto tiempo tuvo que vivir? También podría haber sido encapuchado y esposado cuando pasaron por las puertas de Damasco.

Como dije en el último post, las escamas cayeron de los ojos de Saulo como muestra sagrada de perdón y de la hospitalidad de Ananías. Fue una acción ética que facilitó un proceso de conversión. La teología sistemática de la mayoría de los Protestantes comienza con una doctrina de la Escritura o una doctrina de Dios, y sí es que tratan con la ética (la mayoría de ellos no lo hacen, Barth es la excepción), viene dada por el 'orden de la creación' (matrimonio, estado, iglesia, trabajo) o por la vida Cristiana. La auténtica ética Cristiana nace del comportamiento de Jesús en la cruz que elige la vida, no la muerte, elige la inclusión, más no la exclusión. Esta es la elección hecha por el Verdadero Humano (Romanos 5:12-21), es una elección ética, y como tal produce redención, más no la destrucción de la humanidad. Saulo, por supuesto, aún tenía que asimilar todo esto, pero le tomaría al menos una década, quizás una década y media (personalmente creo que ocurrió cuando conoció a la Comunidad Juanina de Éfeso). Un teólogo que sí lo entendió es el ahora fallecido James McClendon cuya teología sistemática de tres volúmenes comienza con Ética, luego pasa a la Doctrina y concluye con el Testimonio. En otras palabras, McClendon ya ha hecho el trabajo difícil por nosotros y los volúmenes son excelentes, creo que del modelo que estoy más cerca es el del ordo salutis (sí, sé que es una frase latina. Es un término teológico técnico. Tradúzcalo con Google. Aprenda lo que significa; mira a ver si hay un artículo de Wikipedia sobre él. Edúcate todo lo que puedas, aprende a investigar).

Nuestras acciones, como seguidores de Jesús, tienen tanto que ver con nuestras palabras como las que Dios usa para facilitar la conversión. Fue la acción y la palabra combinadas de Ananías lo que provocó la conversión de Saulo. Un evangelio sacrificial busca el acuerdo doctrinal, todos debemos estar de acuerdo en que esto o aquello es cierto, y eso es falso. Afinamos la puntería hasta llegar a decir tantas locuras en nombre de Dios que no hay forma posible en que podamos hacer algo más que tararear al ritmo de The Religious Machine (La Máquina Religiosa). Un evangelio sacrificial tiene que fundamentarse, no en la cruz, sino en una metafísica teológica que no tiene nada que ver con la vida real y el hambre, la guerra y la pobreza. Sin embargo, The Religious Machine (La Máquina Religiosa) cumple su función si puede mantener a las masas drogadas en la especulación, la imaginación hiperactiva, la fantasía, el ritual, la técnica y toda clase de experiencias interpretadas por Dios. Ananías encarnó a Jesús; él era el "discípulo" que se atrevió a enfrentarse a su enemigo mortal y decir esa palabra determinante y fatídica: Hermano.

Todo esto, por supuesto, no era parte de la realidad de Saulo, pero creo que es posible a partir de las cartas de Pablo discernir que realmente así es cómo se debe interpretar Hechos 9. Es por eso que Pablo trata tanto con los temas de la expiación en sus cartas y por qué esta constantemente deconstruyendo las representaciones sacrificiales del Evangelio en sus cartas del período 50-52 C.E. Pero es esencial notar que no hay nada gnóstico o docetico sobre la cristología de Pablo o las implicaciones de esta interpretación en su “conversión." Ambas están fuertemente arraigadas en el acto de Dios para perdonar. Es esta relacionalidad curativa la que forma el núcleo sobre el por qué Pablo proclama a un Mesías crucificado. Si Jesús no murió, entonces el mecanismo no pudo ser revelado y solo mantiene el poder sobre nosotros mientras no sea revelado. Una vez expuesto, no se trataba de pensar o de dar ideas sobre alguna teología que cambie al individuo sino implica un compromiso o interacción humana real. La realidad podría convertirse en Cristo. No como una abstracción o como códigos de santidad inútiles manifestados concretamente en el acto de perdonar al enemigo, la hospitalidad y la generosidad, la inclusión y la aceptación.Sino se debería tomar al enemigo y convertirlo en el vecino para convertirlo en familia. Es un baile de dos movimientos, eso es lo que hizo Ananías y es lo mismo que Pablo hizo cuándo se dio cuenta de que Dios en Cristo también lo había hecho por toda la humanidad.

Empecé diciendo que todos debemos convertirnos en ateos. Si el único Dios que "conocemos" o del que hemos escuchado es un dios con cara de Jano, y rechazamos a ese dios, no hemos pasado de ser creyentes a incrédulos. Lo qué hemos hecho y lo qué los ateos de todo el mundo están haciendo, es rechazar a Dios si es que “Dios” tiene cara de Jano. El ateísmo por lo tanto es positivo para el
Cristianismo auténtico. El Cristianismo es positivo para el ateísmo cuando vive su teología en todas las relaciones humanas.

Lou Martyn en su comentario sobre Gálatas observa que el fruto del Espíritu es corporativo; no se trata de individuos y sus virtudes, se trata de cómo nosotros (plural) exhibimos la presencia del Jesús Resucitado (el Espíritu que mora en nuestro Cuerpo [y no como un grupo de personas autónomas que elaboran un contrato social]). Me siento triste por la mayoría de los ateos porque sé que realmente nunca han escuchado el Evangelio. Ciertamente no se está predicando en el Cristianismo sacrificial
(que incluye una buena parte del Cristianismo influenciado por Agustín o al menos una mala interpretación de Agustín). Pero creo que las escamas caen de nuestros ojos a medida que aprendemos a amarnos unos a otros y cuidarnos los unos a los otros, escuchar el uno al otro y apreciar toda la vida. En otras palabras, la verdadera conversión lleva a una auténtica comunidad donde todas las relaciones son como una telaraña, no una pirámide. Ananías sentó a Saulo en su mesa (y aquí es donde uno podría hacer importantes comentarios sobre las doctrinas del bautismo como testimonio y la Eucaristía como hospitalidad; Lucas registra que Pablo fue primero bautizado).

El proceso psicológico de conversión se ha rebajado a obtener un boleto para el paraíso. Sin embargo, si nuestro punto de partida teológico siempre está clavado a una cruz, no se puede mover, es un punto de partida inmóvil. Ahora imagina si ese punto de partida inamovible fuera la mejor noticia del mundo entero y la mayor amenaza para su fe al mismo tiempo. Creer en eso era pensar que estabas perdiendo la cordura. No es de extrañar que los dioses, especialmente los dioses con rostro de Jano tienen tanto poder sobre tantos y por qué tantos dejan de creer en un dios así. El Ateísmo moderno no surgió porque “el hombre [sic] fuera orgulloso"; el ateísmo moderno surgió porque el único dios que se les dio a conocer con el nombre del Único era como todos los demás.

Si los ateos van a escuchar el mensaje liberador, nosotros los seguidores de Jesús debemos iluminar nuestro camino, nuestra relación incluyente de ética de perdón y de paz, como cuerpos y como personas. ¿Es posible? ¿Cómo puede serlo? Estas son las preguntas que plantea el Sábado Santo, estas son las preguntas surgidas de la ruta a Damasco, estas son las preguntas del aposento alto. Hasta ahora solo ha comenzado una ruptura o desmantelamiento de nuestras teologías y de nuestros dioses. Saúl se encontró con el Cristo Resucitado. También lo harían los otros discípulos. Nosotros también lo haremos.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

El No de Karl Barth A la Enseñanza Del Infierno

Una de las palabras que caracterizaron al teólogo Karl Barth fue ¡Nein! (No). Su no, era una negación imperativa hacia esas partes de la doctrina evangélica con las que no estuvo de acuerdo. Y la doctrina del infierno era una de ellas. Barth decía que “el infierno sólo puede tomarse en serio en cuanto a su derrota”. Por esa razón, Barth ofrece un poderoso no a la enseñanza del infierno como parte de la proclamación del evangelio.
Brian Leport reproduce en su blog algunas citas del libro “Karl Barth in convertation” (Conversaciones con Karl Barth), sobre la enseñanza del infierno. Al respecto, Barth también señala que el concepto del infierno, “no debería ser utilizado como herramienta de manipulación para atemorizar a la gente en sus creencias”.
Barth, también trata el mismo tema en su Dogmática Eclesiástica, cuando hace referencia en el libro II sección 2, a la doctrina de la elección. Sólo que en la Dogmática, trata el tema en relación a Jesucristo como aquel que sufrió el destin…

El Mensaje Anti imperial de Jesús en el Evangelio de Marcos.*

A pesar de que Antonio Negri y Michael Hardt hayan sucumbido a la tentación de diluirse en la posmodernidad de un izquierda que hoy pretende hacerse amiga de una política globalizadora, es necesario hacer hincapié que todavía existen límites en cuanto a términos políticos se refiere. Según la tesis de Negri1, Imperio e imperialismo no son parte de un mismo sistema. Negri dice que “el imperialismo fue realmente una extensión de la soberanía de los Estados-nación europeos más allá de sus fronteras”; la soberanía moderna a muerto y dio lugar al imperio. El imperio no es ya más un ente geográfico ni un poder ontológico, sin embargo, el imperio:
no establece centro territorial de poder, y no se basa en fronteras fijas o barreras. Es un aparato de mando descentrado y deterritorializado que incorpora progresivamente a todo el reino global dentro de sus fronteras abiertas y expansivas. El imperio maneja identidades híbridas, jerárquicas flexibles e intercambios plurales por medio de redes m…

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma

A pesar de que el lanzamiento del libro de Agustín Laje y Nicolás Márquez, el Libro Negro de la Nueva Izquierda hiciera su aparición hace poco más de dos años, no había tenido oportunidad de hacer una crítica. Debo admitir, que mi filiación política, me prejuiciaba en ciertos aspectos. Como Marxista, Liberal y Cristiano, estoy acostumbrado a las críticas más severas por parte de los sectores conservadores, y las acepto hasta cierto punto cuando éstas tienen fundamento académico. Pero en el caso del libro de Laje y Márquez, por los antecedentes que ya tenía de ellos, me era difícil pensar que pudieran escribir una crítica con rigor académico.
Sin embargo, y un tanto por casualidad, el video de un youtuber llamó mi atención cuando ví que hacía referencia al libro de Laje-Márquez. De hecho, son dos los vídeos que presenta el canal de Monitor Fantasma, un sitio que se dedica al análisis político y filosófico. No haré un resumen de los vídeos, mi intención será dejar que el lector juzgue …