Ir al contenido principal

Lección 14 De La Antropología de René Girard



La Cristología moderna requiere una definición de la palabra "humanidad" que sea científicamente defendible. El platonismo psicológíco de la Cristiandad no es el territorio, es un mapa, pero no nos sirve para nuestro propósito. Una buena antropología reconoce el cambio de relacionalidad y concluirá que el ser humano es una especie social. Más tarde esto se verificara en un nivel neurológico. Entre estas dos posiciones llego la teoría mimética de Girard. Hasta Girard solo pudimos hacer antropología como teólogos Cristianos al reflexionar sobre Jesús como humano, sin embargo, esta antropología se centró en un 'Viaje espiritual' realizado por los tipos más piadosos o evangélicos, o centrado únicamente en las actividades con los marginados. De cualquier manera, se hizo dentro de categorías platónicas y eso significó real versus ideal, etc. La teoría mimética es la primera antropología Cristiana viable porque la Biblia parece tratar precisamente sobre eso. Solo la teoría mimética ofrece una modelo antropológico del que podríamos decir que es congruente con la trayectoria antropológica de la Biblia (no hay tal antropología bíblica per se). De hecho, la teoría mimética afirma que su elemento original esta en la Biblia. La Biblia juega un papel clave en la explicación de una antropología científica y esa antropología científica, está centrada como un láser en el Dios Crucificado, Jesús de Nazaret, que juega un papel fundamental en la forma en que definimos el término 'Humanidad' con respecto a la ecuación Dios-humanidad. Cuando el lado 'humanidad' de la ecuación elimina el aspecto especulativo, abstracción innecesaria que ha obstruido venas y poros, ha re-ideado la sub theologia crucis, entonces y solo entonces podremos hablar de Dios clara y coherentemente, como fieles testigos.

Es importante recordar cuál es la distancia entre los tres libros de Girard, Engaño, Deseo y Novela de 1961, La Violencia y lo Sagrado de 1972 y Cosas Escondidas de 1978. La Violencia y lo Sagrado colocó a Girard directamente en el mapa intelectual y lanzó “la primera teoría atea de la religión". Después de su "conversión" (¿1962?), los estudios antropológicos no fueron lo único con lo que Girard se comprometió, también empezó a reflexionar sobre el papel de la Biblia en relación con todas sus otras investigaciones. La maduración de estas reflexiones sobre la Biblia y la antropología entre 1962-78 en Things Hidden (Cosas Escondidas) sacudió el mundo intelectual francés. En otras palabras, Girard leyó vorazmente en el mito, el ritual, a los grandes antropólogos, y a todo lo relacionado con estas disciplinas para saber como podía escuchar la Biblia en la misa del domingo. También fue durante este tiempo que René se mudó a SUNY Buffalo y conoció el Departamento de Literatura que le albergó más que a cualquier otro colega en su propio departamento. Fue esta lectura interdisciplinaria que produjo la teoría mimética, la única teoría antropológica en el mercado para tomar la Biblia en serio.

Como saben en el corazón de la teoría mimética el mito y el evangelio comparten la misma estructura, y ambos hablan sobre la víctima, lo oculto, el otro revelado. El Evangelio subvierte el mito. En la cruz la ciencia y la teología se encuentran, eso significa que la teología se debe hacer como una ciencia si se va a tomar seriamente. Esto también significa que esta antropología científica reconoce sus limitaciones; solo puede hablar de un lado de las cosas (la vejez, el primer Adán, etc.). Hay otra forma de hablar antropológicamente, es decir, en términos de mimesis positiva, viendo al prójimo a través de los ojos de Jesús. Es esta antropología, la del segundo Adán, testigo de la vida y la muerte, y las enseñanzas de Jesús, que se vindica en la resurrección.

Este es el dominio de la teología propiamente dicha, pero antes de eso, la ciencia mimética y la teología han establecido claramente principios de trabajo y tareas sub theologia crucis. Parte de esa conversación, como argumentó Schwager, tiene un compromiso con la historia de Jesús y con el valor de la investigación histórica crítica. La teología Cristiana comienza con el hecho histórico del juicio, la tortura y la ejecución de Dios. Aquí comienza la historia y termina. Segundo, podríamos decir que “Nuestro Dios murió". Algunos piensan que esto es todo lo que dijo Nietzsche. Pero también podríamos decir que “Nuestro Dios fue asesinado." Aunque eso sería honesto en parte. Deberíamos decir “Asesinamos a nuestro Dios". Junto con el loco de Nietzsche que corre por la ciudad a mediodía con una linterna encendida (porque nunca hay suficiente luz) gritando “¡Dios está muerto y lo hemos matado!" Nosotros, como especie, también somos cómplices del asesinato de Dios, ya sea pasivamente o activamente. Todos somos chivos expiatorios, todos hemos culpado a otros de nuestros problemas. Todos nosotros lo somos. En algún punto en el tiempo. Está inculturado en nosotros. Es parte de nuestro ADN social. Es nuestro rito de iniciación en La Matriz de la Máquina religiosa, florece en la escuela secundaria y da fruto en la adultez. La pregunta espiritual “¿Dónde estabas cuando crucificaron a mi Señor?" Cantaron esto en el contexto de su propio linchamiento. Cómo responde uno a esa fatídica pregunta. Si uno responde afirmativamente será el primero de entre los malos, como uno de aquellos miméticamente enredado con el grupo (por cualquier 'razón'). Así es el "nosotros" de la narrativa de la pasión, el "nosotros" se crea a partir de cómo lees. ¿Con qué ojos lees esta historia?

La muerte de Jesús vista a través del grupo de poder o de las autoridades religiosas (con algunas excepciones), es una muerte totalmente justificable y aceptable; para Caifás, la muerte de Jesús es una conveniencia; para Pilato fue pura política. Antes que nada, uno debe pararse frente a El Crucificado y decir "Hice esto". No, ningún Dios tomó nuestros 'pecados' y mágicamente los transfirió en forma de Jesús, pero reconozco totalmente que "yo" también he quedado atrapado en el mecanismo mimético del chivo expiatorio “Hice esto. No tenía idea de lo que estaba haciendo, pero lo hice". O “Todos han pecado y no alcanzan la gloria de Dios." Entonces puedes aprender a verte a ti mismo y a todos los demás a través de sus ojos; esa es su hermenéutica.

En la cruz, se encuentran la historia, la teología, la espiritualidad, la doctrina, la ética, la epistemología y toda la vida, razón por la cual ellos sin vergüenza y sin esfuerzo tejen de ida y vuelta. Incluso todo lo que uno aprende y dice en cualquier área tiene efectos en general, por lo que el impulso científico nos empuja hacia el uso cuidadoso del lenguaje. Y esto es nada más y nada menos que la "inteligencia" (intellgere) de la fe (fides). Es hora de usar a Anselmo como un escalón y no como parada final.

A la luz de todo lo que he expuesto sobre la muerte de Jesús, permítanme decir abiertamente que cualquier forma de economía de intercambio en su doctrina de la expiación dará lugar automáticamente a la lectura religiosa de la Biblia. La revelación del texto se silenciará con este velo. La Narración de la Pasión nos da una "hermenéutica desde abajo "(Bonhoeffer) y 'abajo' es visto en la antropología de Girard a través de la víctima indulgente con la completa y total revelación del amor de Dios como Shalom, misericordia, perdón y compasión por toda la Creación. El momento que importa en la economía de intercambio es la comprensión de la muerte de Jesús (al ponerla en otro lugar, tu doctrina de la elección o creación o la 'caída' o la encarnación, donde sea) te habrás rendido a la ceguera y sordera del texto. Así es como funciona la religión sacrificial, pero el Evangelio siempre se libera, y se está liberando, más aún, se ha liberado de las limitaciones de los Cristianos piadosos y sus instituciones. Jesús se a vuelto global. Él está por encima de la la cultura pop, Hollywood y la prensa religiosa, eso sin mencionar las interwebs. La gente ha rechazado al Jesús de la Cristiandad y están fascinados por los cuentos apócrifos de su vida. El Cristianismo ha convertido a Jesús en otro más de los dioses. Sin embargo, el mundo no permitirá que eso suceda. Hay interés en quién era Jesús o "el Jesús histórico".

Todo este conjunto de lecciones tiene el propósito de exponer los fundamentos de un enfoque científico de la Biblia, particularmente la historia de Jesús de Nazaret y poder afirmar una visión "teológica" de la realidad. Todo esto es posible especialmente si uno sigue la ruta de traducir pistis Xristou como 'la fidelidad de Cristo' en lugar de 'la fe en Cristo' (los grandes debates objetivos vs subjetivos). El Evangelio trata de la fidelidad que tuvo Jesús para quien llamó 'Abba'. Esto significa que necesitamos tener una evaluación saludable de la misión de Jesús, y colocar esa misión dentro de un marco de alianza que es como tratar de enchufar una clavija redonda en un contacto cuadrado. ¿Cuáles fueron los objetivos de Jesús (como dijo Ben Meyer)? Creo que finalmente estamos en posición de hacernos la pregunta: '¿Qué pudo haber sido Jesús de Nazaret?' y tener una respuesta adecuada.

Somos aquellos llamados a “ver con nuevos ojos".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jürgen Moltmann sobre el Rapto y “Dejados Atrás”

Jürgen Moltmann discute el problema del escapismo religioso, con el atractivo particular de la teoría del rapto, en su libro, Ética de la Esperanza:
Un escapismo religioso está saliendo a relucir mediante la difusión actual de una sublime religiosidad gnóstica en cuanto a redención se refiere. La persona que se rinde a esta religiosidad se siente a gusto en 'el mundo del más allá' y se ve como un invitado en la tierra. Esto se debe a la manera en cómo le preocupa el destino de la vida en esta tierra. Que su alma vaya al cielo, es lo principal. En su cuerpo y en la tierra, no era más que un invitado, por lo que el destino de este hogar realmente no le preocupa demasiado. Las prácticas religiosas que exaltan la indiferencia a la vida tienen muchos nombres. [...] El apocalíptismo-pop ofrece un escapismo especialmente dramático. Antes de las grandes aflicciones del fin del mundo, los verdaderos creyentes serán "arrebatados", llevados al cielo, para que puedan construir…

El Libro Negro De La Nueva Izquierda: Un Nuevo Sofisma

A pesar de que el lanzamiento del libro de Agustín Laje y Nicolás Márquez, el Libro Negro de la Nueva Izquierda hiciera su aparición hace poco más de dos años, no había tenido oportunidad de hacer una crítica. Debo admitir, que mi filiación política, me prejuiciaba en ciertos aspectos. Como Marxista, Liberal y Cristiano, estoy acostumbrado a las críticas más severas por parte de los sectores conservadores, y las acepto hasta cierto punto cuando éstas tienen fundamento académico. Pero en el caso del libro de Laje y Márquez, por los antecedentes que ya tenía de ellos, me era difícil pensar que pudieran escribir una crítica con rigor académico.
Sin embargo, y un tanto por casualidad, el video de un youtuber llamó mi atención cuando ví que hacía referencia al libro de Laje-Márquez. De hecho, son dos los vídeos que presenta el canal de Monitor Fantasma, un sitio que se dedica al análisis político y filosófico. No haré un resumen de los vídeos, mi intención será dejar que el lector juzgue …

El Concepto de Cristología y Kerigma en Rudolf Bultmann

Existen dos preguntas significativas que necesitan explicación en el pensamiento de Rudolf Bultmann. La primera es sobre cuánto contenido histórico existe en los evangelios: ¿son relatos precisos de lo que sucedió, o son en gran parte reflexiones teológicas que encajan con los hechos teológicos que desean transmitir? En segundo lugar, se trata de determinar si el conocimiento histórico es necesario para la fe: ¿si los evangelios no son históricamente precisos, entonces importan para la fe en Jesús?
Bultmann da una respuesta negativa a estas dos preguntas. De hecho, conocemos muy poco acerca del ministerio de Jesús: una vez que los evangelios han sido pasados por los filtros de la crítica de formas, quedan muy pocos datos históricos sólidos.
Para Bultmann, sin embargo, esta falta de interés es algo positivo, y por eso da una respuesta negativa a la segunda pregunta. La fe en Jesús no depende de los datos históricos, y por lo tanto la Cristología no tiene interés histórico. No sabemos…